El Taller vertical de Arquitectura actualmente dirigido por los arquitectos Gustavo Azpiazu, Pablo Szelagowski y Augusto González tiene una larga trayectoria en términos de un grupo de trabajo cuyos orígenes se remontan al año 1983.

El CIAU
En 1983, durante la intervención militar a la Universidad , un grupo de profesores apartados de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP decide crear un espacio de debate, reflexión y aprendizaje de la arquitectura por fuera de los ámbitos oficiales y del circuito privado existente.
Animados por el entusiasmo invadido en La Escuelita , surgida en Buenos Aires, intención de ex profesores de la FADU , Roberto Cappelli junto a Roberto Cocozzella, Vicente Krause y Héctor Tomás forman en La Plata el CIAU (Centro de Investigación Arquitectónica y Urbana) con la intención además de congregar un grupo de personas formadas y en formación con intereses comunes y pasión por la enseñanza de la arquitectura.
Con sede en la Asociación Siriana Ortodoxa, que gentilmente facilitaba sus salones, este centro funcionó durante ese año hasta la vuelta a la democracia, y por ende a la universidad pública.
En el CIAU se organizaron talleres de diseño en 3 niveles, seminarios de historia y teoría de arquitectura moderna, conferencias de arquitectos locales y de Buenos Aires sobre arquitectura argentina, y espacios de discusión de temas de la disciplina de entonces.

Participantes de ese centro fueron Graciela Pronsato, Gino Randazzo, Gustavo Azpiazu, Eduardo Crivos, Emilio Sessa, Jorge Prieto, Silvia Moscardi, Augusto González, Guillermo Randrup, Pablo Szelagowski, María Elisa Sagüés, entre otros.
Mario Roberto Álvarez, Justo Solsona, Tony Díaz, Miguel Baudizzone, Jorge Moscato, Horacio Baliero, Osvaldo Moro, Juan Molina y Vedia, Jorge Goldemberg, Alvaro Arrese, Jorge Galarregui, Roberto Germani, Enrique Bares, Ricardo Foulkes fueron algunos de los invitados que dictaron conferencias en el CIAU.
Los temas de debate, formalizados en mesas redondas, estaban dirigidos al futuro de una república que se reiniciaba legalmente y en la necesidad de la atención al problema urgente de la vivienda de interés social y el Estado.
La convocatoria fue excelente. Gran cantidad de alumnos de la FAU , luego de cursar allí, iban al CIAU para realizar una facultad en paralelo, demostrando su interés y disposición a la propuesta

El Taller Vertical de Historia en la FAU UNLP
Con la vuelta de la democracia al país, en 1984, la facultad abre nuevamente sus puertas a los quisieran participar de la enseñanza de la arquitectura.
Es así que Roberto Cappelli y Graciela Pronsato conformaron junto a los arqs. Gustavo Azpiazu , Emilio Sessa y Eduardo Crivos el Taller de Historia de la Arquitectura que por su masividad desplazó a las cátedras del período militar.
En 1986 se llamó a concurso público para el Taller de Historia y nuevamente Cappelli y Pronsato junto a Azpiazu y Randazzo presentaron su propuesta y desarrollaron su actividad hasta 1996 con la misma estructura.
Este período se caracterizó por la consolidación del enfoque de la historia desde el proyecto de arquitectura y se alimentó de una gran capacidad de estudio y de la vasta experiencia en el tema de sus profesores.
Es en este período también donde se trabajó en la formación docente de los cuadros de auxiliares que hoy son los protagonistas del Taller.
Esta tarea de formación dirigida por Cappelli consistió en el desarrollo de cursos de capacitación para los docentes en temas de historia, filosofía, semiología, entre otros, a la vez de establecer un sistema de dictado de clases teóricas que paulatinamente fueran tomando a su cargo todos los docentes.
Estas actividades constituyeron un medio para conseguir un grupo docente muy sólido y formado, que se refleja en la actualidad.

En 1996 se llama nuevamente a concurso de Talleres de Historia en los que el grupo presenta dos propuestas y dos equipos. Desafortunadamente sólo uno de los equipos prosperó.
A pesar del problema surgido, el grupo se rearma pasando a ser los profesores del Taller nº 2 Gustavo Azpiazu, José Luis Randazzo y Pablo Szelagowski, quienes llevaron adelante el perfil tradicional del Taller continuando un enfoque que es particular de La Plata y no de otra facultad.

Hoy el Taller de Historia cuenta con un cuerpo docente muy formado y homogéneo que trabaja como un taller y no como una cátedra de profesores ilustres con auxiliares anónimos, sino que como cuerpo se participa activamente de todas las actividades en común.

 
diseño y mantenimiento: TenTes Estudio